La artrosis y los dolores

Hoy vivimos una nueva realidad. Es nuestro camino de reencontrarnos con la salud recuperada de la artrosis.

Esto obviamente se traduce también en menos dramas personales al dejar de sufrir los intolerables dolores de la artrosis.

Ahora podemos evolucionar y conectarnos con una nueva energía recuperada por la acción de los
Nuevos Tratamientos Locales.

Territorio del dolor ¿Cómo vivimos el dolor?

El cuerpo nos duele. Se contractura. La respiración se ahoga.
Las mandíbulas se aprietan. No hay alivio. La mente repite interminablemente los mismos ruegos y amenazas entremezclados de siempre, hasta que se cansa y sólo grita "¡Basta, basta!". El corazón se retuerce atravesado por emociones que no puede expresar. Duele...

¿Cómo abordar una problemática tan compleja como el dolor?
No existe una única visión. No es un dolor que se instala, es una persona que sufre.

Sin embargo aspirar a que una nueva técnica dará la respuesta, ya hoy es posible.
Esa técnica, en el caso de la artrosis se llama Nuevo Tratamiento Local.

Durante siglos, se definía al dolor como una sensación provocada por un estímulo. Una percepción muy desagradable y molesta, generada por un daño. Es una vivencia emocional intolerable provocada por una causa física. En el caso de la artrosis, La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor lo definió como "una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada con un daño real de los huesos y articulaciones".

Esto implica que la forma en que sentimos el dolor es distinta en cada persona, y dependerá de los umbrales de tolerancia que cada uno tenga y de los estados anímicos de los que sufren.

La vida de una persona pasa por su cuerpo. No hay individuo separado de su cuerpo y es a través de él que se expresa y relaciona con el mundo. La respiración disminuida por el dolor, la movilidad reducida por contracturas y las emociones que provocan bloqueos son daños que debemos superar. Por ello, cuanto más integralmente sano y aliviado se sienta el cuerpo, más plenamente se participa de la vida.

Identificábamos al cuerpo con una máquina que debía trabajar 24 horas al día eficientemente, dirigido por la mente. Así, el cuerpo atacado por los dolores de la artrosis se transformaba en un enemigo que había que acallar con pastillas, remedios o ejercicios agotadores para que siguiera rindiendo.

Hoy en día gracias al Nuevo Tratamiento Local eso ha sido superado.

Debido al dolor, la natural movilidad y energía del cuerpo se restringen, opacando la vida entera y así, el gozo o la diversión se comienzan a convertir cada vez más en extraños visitantes. En los momentos de alegría nos sentimos hermanados con todas las criaturas vivientes y reconocemos nuestra unión con el mundo.

El dolor, por el contrario, nos aísla y separa de los demás.

Compartiendo

Algunas personas, luego de proclamar su padecimiento por varios años ante familiares, amigos y profesionales, todas, se sienten incomprendidas, y otras sufriendo en silencio, desesperanzadas, hartas de hartar a los demás con sus quejas, terminan aislándose, creyendo que son "raras", que nadie más sufre como ellas. Aquí­ es cuando encontrar un profesional especializado en superar la artrosis es crucial y transformador.

A veces, a causa del dolor existe un estancamiento que paraliza. Es necesario liberar lo que produce dolor y abrirse a lo nuevo, confiando en los recursos del tratamiento que realizamos y en la nueva vida que estos nos ofrecen.

Quizás sea hora de aceptar el dolor como una alarma y aprender a vivir de otras maneras menos penosas y más creativas. Cuando esa alarma se dispara nos avisa que es hora de recurrir al especialista en artrosis quien nos preguntará :

"¿Cómo te duele? ¿Tiene forma? ¿Se mueve o está fijo? ¿Cómo aparece, se extiende, desaparece? ¿Se conecta con otra parte del cuerpo? ¿Qué lo hace surgir?"

A continuación el médico nos brindará la alta eficacia de los tratamientos locales en cada uno de nuestros sitios afectados por la artrosis. Entonces comprobaremos qué cuando actúa, el cuerpo se relaja, respira rítmicamente, se aflojan las mandíbulas que estaban tensas por el dolor. El corazón y la mente se aquietan y comunican.

Algo se revela: La ansiada mejoría; finalmente el dolor se atenúa y paulatinamente se elimina.

Atención médica para la artrosis

¿Cómo lograrlo?

Sufrimos de artrosis y a veces cuando nos preguntan: ¿Cómo estás? Contestamos: Y, en la lucha...

"Cuantas mas armas tenga, mejor puedo defenderme frente a los problemas".

¿Cuántas veces decimos estas palabras, sin comprender que nos influencian a tomar la vida como una batalla, con ganadores y perdedores?

¿Cuántas veces nos dicen: "tenes que combatir el estrés..." y sin escuchar el consejo seguimos peleándola?

Vivimos nerviosos, respirando ansiosamente, contracturados o deprimidos.
¿No será que ese no es el camino?

Si por la existencia de un elevado grado de artrosis las circunstancias se presentan difíciles, sepamos que con la ayuda del Nuevo Tratamiento Local esas circunstancias pueden llegar a ser prometedoras.

Éste tratamiento no dejará que te desbarranques en actitudes de pesimismo, derrotismo, escapismo, al contrario, tendrás la oportunidad de edificar algo nuevo, estimulante y vivificante.

El sufrimiento y el dolor son consecuencias de resistirte a lo nuevo.

Por supuesto, darte cuenta de esta realidad implica valor, constancia y ánimo. A través del tratamiento podrás estar seguro de que el mundo cambia y muy íntimamente sabemos que cuando cambiamos de actitud todo es posible.

El Tratamiento Local te ofrece una gama inimaginable de posibilidades con las cuales podrás diseñar tu historia en continua realización.

Conéctate de nuevo con el movimiento que habías perdido y asi podrás :

Recuperar las capacidades ante la Artrosis.

Recuperar la capacidad eliminando las contracturas y dolores.

Restituir el libre flujo de energía.

Liberar antiguas tristezas, iras, miedos, transformando la energía en acción.

Poder vivir el momento presente.

Poder tomar contacto con los verdaderos deseos y necesidades e implementar su concreción.

Desplegar tus recursos y potencialidades.

Responder a cada situación recuperando la fe y la confianza en ti mismo y en la vida.

Permítete abrazar la vida.
Todos podemos, todos lo merecemos.

Consulte ahora con nuestros médicos

Complete el siguiente formulario con los datos solicitados para que podamos responder a su consulta.